Lifestyle de…Gala González

Gala González (La Coruña, 1986) es considerada una de las ‘it girls’ internacionales más en auge del momento. Sobrina del prestigioso diseñador Adolfo Domínguez, de quién reconoce haber aprendido mucho desde que decidió estudiar Diseño de Moda, está actualmente afincada en Londres. Ésta cosmopolita ciudad se ha convertido en su base de operaciones desde donde escribe el blog www.amlul.com, que ya ha recibido varios premios a nivel internacional, y desde donde practica su ‘savoir faire’ a la hora de mezclar tendencias y firmas de lujo con otras más accesibles al público general. Ecléctica en todas las facetas, Gala diseña, acude a los mejores eventos de moda a nivel mundial y hasta hace de DJ por los países donde viaja.

Suplement Lifestyle de La Razón (maig 2013).

Unknown

¿Cuál crees que es el secreto para que tu blog acumule más de 20 millones de visitas y sea tan conocido a nivel mundial?

Yo creo que el truco es seguir con la misma esencia que al principio, cuando lo estrené en el 2007. Aunque yo haya evolucionado sigo siendo la misma persona que les enganchó, hablando sobre mi vida, los viajes que hago, lo que veo… Creo que a mucha gente le gusta poder observar la vida de una persona y lo que le va pasando a lo largo de los años. Es como si yo estuviera haciendo un ‘reality’ y ellos pudieran ver toda la evolución.

¿Qué tienes en cuenta cada día a la hora de escoger el vestuario?

No mucho porque soy bastante ecléctica y escojo cosas muy variadas que no tienen nada que ver las unas con las otras. Aunque sí tengo en cuenta el estado anímico, el cómo me siento, las influencias externas como las películas que acabo de ver o las canciones que suenan en mi iPod, son cosas que influyen un poco. Ahora la moda ya no va por tendencias, porque no hay una única tendencia. Antes las tendencias iban por décadas, luego pasó a ser por temporadas y ahora cada mes hay un estilo distinto.

¿Cómo definirías el ‘estilo Gala’?

Ecléctico. Es como un bohemio moderno pero influenciado por todo lo de ahora. Me encantaría que pudiéramos seguir viviendo en los 60 y los 70, pero ya ha pasado y tampoco es cuestión de ir vestida ‘hippy’ todos los días. Me gusta llevar un estilo natural y orgánico, nada forzado. Por otra parte, es verdad que hago mezclas sin pies ni cabeza pero que luego tienen sentido. Mezclas que quizás en otras personas no hubieran funcionado pero que, por algún motivo, en mí sí que funcionan. Creo que eso se debe un poco a la actitud: si tú te sientes segura llevando un modelo te va a funcionar, pero si vas con miedo, por más increíble que sea, no lo vas a lucir.

¿Por qué te fuiste a vivir a Londres?

Primero porque me obligaron mis padres, no fue decisión mía. Tenía 17 años y ellos querían que estudiara fuera. Me fui horrorizada y lo pasé mal al principio, pero luego vi que Londres es una ciudad que te abre muchas puertas a un mundo que yo entonces no sabía ni que existía. Luego, cuando volví a España, sólo pensaba en regresar allí.

¿Que tiene Londres que no puedas encontrar aquí?

Ahora ya no hay tanta diferencia con España, porque se ha vuelto mucho más moderna y liberal, pero cuando me fui allí la diferencia era muy grande. Por aquel entonces en Londres había más libertad y allí encontré todo lo que quería,  además de mucha gente de países y culturas distintas.

¿Cómo te sientes al haberte convertido en una auténtica  ‘it girl’, un personaje público dentro del mundo de la moda?

Para mí, ‘It girl’ tiene una connotación negativa, es la imagen de una niña que no hace nada y solo va a fiestas. Y yo no voy a tantas fiestas y cuando lo hago suele ser por trabajo. No cumplo mucho el perfil de ‘it girl’, porque también hago muchas colaboraciones que no son tan mediáticas y de las que no presumo tanto. Si una ‘it girl’ moderna se considera a una persona trabajadora que también va a fiestas y proyecta una imagen a las generaciones más jóvenes que quieren estudiar moda entonces sí que se me puede llamar así. Me gusta que me puedan tener de referencia las futuras generaciones en España que quieren estudiar moda, ya que hasta no hace mucho íbamos un poco pérdidas en nuestro país.

¿Crees que el hecho de ser la sobrina de Adolfo Domínguez te ha ayudado en tu carrera hacia el éxito?

Es la típica pregunta que siempre me hacen. Es cierto que este factor me ha ayudado a aprender, sobre todo cuando empecé en el mundo de la moda. Pero precisamente también por esto me ha costado mucho más que a los demás demostrar que no sólo estoy trabajando gracias a un vínculo familiar, sino que también valgo para este trabajo. Este hecho te ayuda a ponerte las pilas, con la conclusión que al final el éxito sólo lo consigue uno mismo.

¿Cuál es tu opinión sobre el mundo de la moda en España?

Tenemos buenos talentos pero luego no creo que se vean realmente los frutos de toda esa inversión de tiempo y dinero. A nivel internacional somos un buen referente pero aun nos queda mucho por trabajar. Para mantener el ritmo de los demás tenemos que trabajar dos veces más y seguir luchando.

 ¿Crees que los diseñadores están cada vez más atentos a los ‘posts’ de los blogs  de moda que a las propias revistas especializadas?

Yo creo que sigue siendo igual, porque las revistas también tienen las pilas muy  puestas. Aunque por supuesto que los blogs también son toda una referencia a tener en cuenta.

¿Crees que los desfiles perderán su valor al poder verlo todo por internet?

No, porque en eso sucede como con el papel: a todos nos gusta tocarlo y sentirlo. De igual manera, a todos nos gusta estar ahí y contarlo. ¿A quién no le gusta sentarse en un desfile en primera fila?

¿Algún desfile que te hayas perdido y que no te lo perdones?

Muchos. En la Semana de la Moda de Nueva York a veces me cuesta despertarme para ir a algún desfile, porque por la noche es mucho más interesante. Durante el día en los desfiles todos los diseñadores van muy estresados, en cambio por la noche en las fiestas es cuando realmente puedes interactuar con ellos.

Eres una fan de Instagram, ¿qué es lo que más te gusta de esta red social?

El ‘feedback’ instantáneo con la gente. El hecho de colgar una foto de unos zapatos que te quieres poner y que inmediatamente la gente te comente algo. Instagram es mucho más rápido que Twitter o Facebook.

Cuéntanos un secreto, ¿qué  blogs lees tú?

Leo pocos, los de siempre. Es decir, los que están ahí desde el principio, los que tienen una esencia y ya sabes lo que te puedes encontrar. Para mí es interesante seguirlos porque puedes ver su evolución a lo largo del tiempo. Los blogs nuevos me parecen todos iguales y no me interesan.

También eres DJ y antes de verano sacarás un nuevo disco. ¿Qué te aporta la música que no te aporte la moda?

Es que son dos elementos que van unidos, porque uno inspira al otro. Creo que se complementan muy bien y quizás por eso me siento tan a gusto poniendo, por ejemplo, sonido a todos esos momentos de moda que se viven por la calle.

¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta del mundo de la moda?

Lo que más me gusta es que es la carta de presentación que tenemos delante del mundo. Es algo maravilloso porque cada uno puede decir quién quiere ser según lo que quiera vestir. Lo peor es que como haces de tu ‘hobby’ una profesión cuesta mucho desconectar. No es un trabajo de 9 a 5 del que te puedas olvidar.

¿Piensas volver a España algún día?

No se descarta, pero por ahora estoy feliz donde estoy y es lo que mi cuerpo me pide.

CUESTIONARIO

1.- No falta en tu armario… Zapatos y bolsos

2.- El perfume al que siempre vuelves… Aquellos perfumes de abuela tan intensos

3.- No falta en tu bolsillo… El móvil

4.- Una sencilla técnica de relajación en un momento de estrés… Respirar

5.- En coche, confort o deportividad… Ninguno de los dos. En casa en el sofá (ríe)

6.- Tu accesorio imprescindible… Los gorros

7.- El paraíso para perderte… La India

8.- Tu plato con estrella Michelin... Tortilla española

9.- Qué bebes en tu momento cóctel… Gin Tonic

10.- Analógico o digital… Analógico

Pin It

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

« »